Debido a la contingencia nuestros plazos de entrega pueden tardar más de lo habitual 

0

Tu carrito está vacío

Dia del padre

Hemos asociado la belleza y el cuidado de la piel con una preocupación femenina, pero lo cierto es que la piel de los hombres (y de todos los humanos) también requiere de un cuidado esencial, pues sus características especiales, así como su estilo de vida, repercutirán en la salud y aspecto de la piel. 

¿Cómo es la piel de los hombres? 

Se diferencia de la piel femenina por ser entre un 20-25% más gruesa, un 15 a 25% más resistente, ser menos sensible al tacto, temperatura y dolor, así como producir más colágeno y elastina, lo que da un aspecto más compacto y firme. Por otra parte, envejece de una manera diferente, pues en el caso de las mujeres, la producción de colágeno se ve afectada principalmente después de la menopausa, teniendo efectos más notables y pronunciados en el aspecto de la piel, a diferencia de los hombres cuya reducción de contenido de colágeno es constante a lo largo de la vida. En general los signos de envejecimiento suelen aparecer más tarde, pero cuando lo hacen se presentan como surcos formados.

Por otra parte, la piel masculina suele ser más grasa. Esto se produce ya que poseen una mayor cantidad de glándulas sebáceas y poros de mayor tamaño (y más visibles), tendiendo en mayor medida a presentar acné.

Sin embargo, producto de hábitos como el constante afeitado, la zona de las mejillas y cuello pueden presentar una mayor tendencia a la deshidratación, irritación y sequedad. El afeitado estresa la piel, elimina la capa superior de ésta, dejándola expuesta a influencias externas. Dado lo anterior, los cuidados asociados al rasurado son fundamentales.

¿Cómo cuidar adecuadamente de la piel masculina? Una rutina para él

Limpieza: El primer paso de toda rutina, siempre, será la limpieza, y para esto recomendamos aplicar en la mañana y noche nuestro Gel Limpiador Facial, pues así no solo se retirarán las impurezas acumuladas en la piel, sino también preparar la piel para recibir una adecuada hidratación. 

Exfoliación: Como una forma de controlar la producción de grasa, eliminar las células muertas y prevenir vellos encarnados, una exfoliación facial es fundamental. Recomendamos realizarla al menos 1 vez a la semana antes del afeitado con nuestro Exfoliante Facial no graso, reemplazando la aplicación del Gel Limpiador. 

After shave: Después del afeitado es fundamental hidratar y recuperar la piel, y qué mejor forma de hacer eso que con un súper ingrediente natural como el Aloe Vera, pues dentro de sus propiedades destacan: Eliminar bacterias de la piel, hidratar profundamente la piel, reduce la sequedad, tiene un efecto calmante y desinflamatorio, elimina rojeces. Además, tiene un efecto cicatrizante en caso de cortes y propiedades antisépticas que previenen la aparición de acné. 

Hidratación y reparación: El afeitado, pero también el paso del tiempo, así como nuestro estilo de vida afectan la salud de la piel, por eso es fundamental entregarle nutrientes y antioxidantes que la reparen y/o conserven su salud. Considerando el carácter más graso de la piel masculina, recomendamos la aplicación de nuestro Sérum de Resveratrol, rico en uno de los antioxidantes más potentes del mundo vegetal, y cuya textura ligera penetra en las capas más profundas de la piel. Además, contamos con nuestra Crema Hidratante de Bardana, especialmente formulada para cuidar a pieles mixtas y grasas. 

Protección solar: Un paso que no puede faltar en ninguna rutina de cuidado es la protección contra el sol, ya que se encuentra fuertemente asociado al envejecimiento prematuro de la piel y a enfermedades cutáneas. Contamos con dos Bloqueadores Solares, de 30 y 50 FPS, ambos son aptos para todo tipo de pieles, y en el caso de aquellas que tienden a ser muy grasas, pueden ser utilizados reemplazando la crema facial. 

¡El pelo y cuerpo también merecen un cuidado extra! Por eso nuestra línea de cuidado capilar y corporales totalmente unisex, libre de perfumes sintéticos y especialmente formulada para reparar, hidratar y nutrir el cuero cabelludo y piel de todo el cuerpo. 

Te invitamos a dejar atrás los prejuicios y cuidar nuestra piel sin importar el sexo.

¡Inscríbete!