Debido a la contingencia nuestros plazos de entrega pueden tardar más de lo habitual 

0

Tu carrito está vacío

Piel Madura

Piel madura

El envejecimiento de la piel es un proceso biológico natural que se debe a diversos motivos, como por ejemplo la desaceleración del metabolismo celular, la disminución de producción de colágeno y la deshidratación de la piel, lo que se traduce en una piel más seca, fina y con signos propios de la edad como arrugas, manchas o falta de elasticidad. Se evidencia una disminución del tono de la piel, así como de su firmeza, flacidez y/o poros abiertos. 

Recomendaciones 

Si bien el envejecimiento de la piel es un proceso natural y esperable, iniciar cuidados tempranos de esta favorecerá una minimización de estos efectos sobre la piel ¿Cómo? Protegiendo el rostro con bloqueadores solares (¡El exceso de sol es el principal enemigo de una piel sana!), hidratando y aportando antioxidantes que combaten el estrés oxidativo. La recomendación es que pieles secas incluyan productos anti age desde los 25 años, y en el caso de pieles normales a grasas desde lo 30 años. 

  • Gel limpiador facial:dos veces al día (mañana y noche). Si haces deporte recuerda lavar tu cara antes de realizarlo, ya que mientras lo practicas los poros se dilatan y absorben todo lo que está en la superficie del rostro.
  • Tónico facial: El tónico contribuye a refrescar, hidratar, cerrar los poros y equilibrar la piel, preparándola para que pueda recibir el tratamiento posterior. Se recomienda ocuparlo siempre después de la limpieza facial, pues equilibra y restablece el pH del cutis. Al no poseer alcohol, nuestro tónico se puede aplicar en el contorno de ojos sin generar irritaciones.
  • Exfoliante facial: Exfoliar la piel regularmente permite una limpieza y regeneración efectiva de las células del rostro, permitiendo que la piel quede más permeable y lista para absorber los nutrientes y principios activos de los productos humectantes y de rejuvenecimiento que se aplicarán posteriormente. Te recomendamos exfoliar la piel 1 a 2 veces por semana, dependiendo de la tolerancia de tu piel. 
  • Contorno de ojos: Antes de tu crema facial te recomendamos aplicar nuestro contorno de ojos de ácido hialurónico, enriquecido con aceite de argán y hamamelis. Cargado de propiedades antiedad, nutritivas y anti-inflamatorias, dará como resultado un aspecto nutrido, firme, terso y definido. 
  • Sérum y crema facial de resveratrol: Con el rostro limpio (día y noche) procedemos a aplicar nuestro sérum facial de resveratrol, el cual penetrará profundamente en la piel y otorgará un efecto antiage desde las capas más internas. Luego aplicamos nuestra crema facial de resveratrol, ingrediente que al ser un fuerte antioxidante, rejuvenece la piel conservando y mejorando su elasticidad y tersura. Logrará proporcionar una nutrición e hidratación superior gracias a la alta concentración de jojoba, aloe vera, rosa mosqueta y almendras dulces., además de apoyar a matizar el tono de tu piel y atenuar manchas.
  • Protector solar:Como mencionamos, la exposición sin protección al sol es      uno de los peores enemigos para la piel, por eso es fundamental aplicar a          diario un bloqueador solar que sea efectivo, pero al mismo tiempo                   hidratante y libre de ingredientes tóxicos para la piel como nuestro   Bloqueador Solar Adulto 30 FPS y 50 FPS. 
  • Bonus: Para aprovechar las propiedades cicatrizantes, hidratantes, de regeneración celular y antioxidantes, recomendamos aplicar una mascarilla facial de Gel de Aloe Vera Puro 2 veces al mes. Se aplica directamente sobre el rostro limpio, se deja actuar por 15 a 20 minutos y retira con agua tibia. Verás cómo tu piel se sentirá mucho más fresca y cargada de nutrientes. 










¡Inscríbete!