Seguimos despachando a todo Chile, con todos los permisos y cuidados necesarios.

0

Tu carrito está vacío

Ojeras, ¿son sólo falta de sueño?

Ojeras, ¿son sólo falta de sueño?

Todas alguna vez nos hemos mirado al espejo y notamos las tan molestas ojeras o bolsas ¿Cuántas veces le hemos preguntando a una amiga por algún truco que ayude a disimularlas? Y nos sugieren la infaltable bolsa de té o cuchara fría. El problema de esto es que atacamos la forma, pero no el fondo.

Por eso, te explicaremos qué son cada una y cómo tratarlas.

Las ojeras y las bolsas son trastornos que se producen en el contorno ocular inferior por:

  • Factores genéticos.
  • Enfermedad renal.
  • Dieta inadecuada con exceso de sal, alimentos procesados o falta de agua.

La piel de debajo de los ojos es cinco veces más fina que la de la cara, lo que la hace más propensa a la aparición de ojeras y bolsas, pero ¿en qué se diferencian estas dos? Las ojeras surgen principalmente por falta de sueño, lo que dilata los vasos sanguíneos. También aparecen por falta de hierro, que provoca falta de oxigenación en los tejidos, creación de coágulos y pérdida de grasa en la zona. Existen 3 tipos de ojeras:

1) Pigmentadas: producidas por un aumento de melanina en los párpados por herencia genética o dermatitis atópica.

2) Vasculares: se caracterizan por tener un color violáceo, ya que la piel de la zona es muy fina y se notan los vasos sanguíneos que hay debajo.

3) Valle de lágrimas: es fruto del envejecimiento o por disminución de la grasa y se crea un surco marcado que va desde el canto interno del ojo a la mejilla.

Por otro lado, las bolsas están relacionadas a factores genéticos y pérdida de tono muscular. Cuando aparecen al levantarnos suele ser por retención de líquidos, que ocurre principalmente por consumo de sal en exceso.

¿Cómo las puedes tratar?

Recuerda que siempre es bueno consultar con un especialista, aunque en Naáy tenemos pequeños tips que te pueden ayudar a disimular tus ojeras o bolsas. Puedes comenzar reafirmando la piel debajo de los ojos con nuestro Contorno de Ojos Ultra Nutritivo en la mañana y en la noche, para esto debes apoyar los dedos en la sien, cerrar con fuerza el párpado durante diez segundos y repetir diez veces por cada ojo, para después cerrar ambos y relajar durante un minuto. También puedes aplicar frío sobre los ojos, lo que resulta útil para rebajar la congestión, las ojeras y las bolsas.

 

NAÁY


¡Inscríbete!