Debido a la contingencia nuestros plazos de entrega pueden tardar más de lo habitual 

0

Tu carrito está vacío

¿Por qué es importante considerar el pH en los productos de cosmética?

¿Por qué es importante considerar el pH en los productos de cosmética?

El término pH (potencial de hidrógenos) se refiere a la concentración de hidrógeno en el agua. El valor de pH indica qué tan “ácida” o “alcalina” es una solución acuosa, en una escala de 1 a 1, siendo el 7,0 el valor neutro.

Cualquier líquido acuoso con un valor de pH por debajo de 7,0 se considera un ácido, y cualquier valor superior a un pH de 7,0 se considera alcalino o “básico”

¿Y cómo se relaciona con nuestra piel?

La capacidad de nuestra piel para combatir naturalmente las infecciones y el estrés ambiental depende del pH. En su superficie, la piel tiene una delgada capa protectora, el manto ácido, que nos protege de bacterias, hongos, virus y contaminantes ambientales, además de mantener la piel suave y flexible. Este manto también tiene la capacidad de mantener la humedad y la integridad de la flora microbiana de la piel, que impide el desarrollo de bacterias asociadas al acné, rosácea, psoriasis y dermatitis.

Este manto está compuesto por sebo, secretado por las glándulas sebáceas de la piel y se mezcla con ácido láctico y aminoácidos del sudor para crear el pH de la piel. Lo ideal es que este sea ligeramente ácido, pero el rango es amplio: entre 4 y 7. Se estima que el promedio de la piel sana es de 4,7.

¿Por qué es importante tenerlo presente en cosmética? 

Como habrás concluido hasta aquí, el pH de los productos para el cuidado diario de la piel es muy importante para la homeostasis de la barrera cutánea, esto es, su equilibrio. Lavar la piel con jabones o detergentes pueden causar la pérdida del manto ácido, pues no sólo cambia el pH a más alcalino, sino que también elimina a la bacteria responsable de mantener, en parte, el pH ácido de la piel. Una vez dañado, puede tardar hasta 14 horas en restablecerse, momento en el cual lo más probable es que vuelva a recibir otro lavado.

El pH adecuado

Lo adecuado es usar productos para el cuidado de la piel que tengan el pH entre 4,5 y 6, para que la piel pueda ajustarse rápidamente después de cada aplicación.

Los limpiadores ácidos son menos irritantes que los neutros o alcalinos, y las personas propensas a la sequedad de la piel deberían usar productos de limpieza ácidos.

¡Recuerda que todos nuestros productos cumplen con el Ph indicado para uso hasta en las pieles más sensibles!

 

NÁAY

 


¡Inscríbete!