¿Qué factores externos afectan a mi piel?

¿Qué factores externos afectan a mi piel?

La piel es el órgano más grande y uno de los más delicados del cuerpo. Se encarga de mantener la temperatura del cuerpo, limitar la pérdida de agua y cuidar la elasticidad, por lo que día a día debemos cuidarla y preocuparnos de su salud. 

Y aunque cuenta con una barrera protectora que impide que factores extraños la dañen, hay factores externos que pueden hacer que la barrera deje de cumplir su función. Cuando esto sucede la piel se ve comprometida, volviéndose seca y áspera. En casos más extremos, puede inflamarse o volverse más sensible. Existe una serie depistas que te permitirán descubrir si tu piel es sensible, como la hinchazón, aspereza, descamación, picor, ardor y la sensación de piel tirante. 

¿Qué factores afectan a la piel?

Es importante identificar estos factores para poder evitarlos y mejorar el cuidado de tu piel. Dentro de la lista están: 

- Sol:Es muy perjudicial para la piel a muchos niveles, pero si hablamos de una piel sensible el daño puede ser aún mayor. Por eso es tan importante el uso de protector solar.

- Cambios hormonales:Afectan de gran manera a la piel, suelen ocurrir en la adolescencia, en los embarazos o en la menopausia.

-Humedad:Es necesario cuidar al máximo el ambiente en el que te encuentras para que tu piel no sufra daños por este motivo.

- Temperaturas:Los cambios repentinos de temperatura son perjudiciales para la piel. Es por esto, hay que tener cuidado tanto con el frío como con el calor. Esto también aplica para las duchas largas, debes evitar el agua muy caliente o muy fría. Lo mejor son las duchas rápidas con agua tibia.

- Químicos:Los productos de origen químico pueden resultar muy agresivos para la piel, ya que alteran el pH natural de la piel. Además, provocan daños en la estructura a nivel celular y en las capas externas de la piel.

- Estrés. Aunque muchas veces se ignoren las consecuencias, el estrés tiene una influencia muy negativa en la piel sensible.

- Alimentación. Llevar una buena alimentación es clave para el cuidado de tu piel. Lo ideal es mantener una dieta sana, variada y equilibrada. Es fundamental incluir frutas, verduras y beber una gran cantidad de agua.

- Malos hábitos:Hábitos como el tabaco y el alcohol en exceso provocan que la piel tenga un peor aspecto.


¿Cómo cuidar tu piel?

Te recomendamos utilizarProtector Solar, para proteger tu piel del daño que provocan los rayos UV.Para mantener tu piel sana, balanceada y nutrida, el uso de unGel Limpiador Facial te ayudará a limpiar los poros de la piel dejando que respiren y queden libres de grasas, contaminación y células muertas. Mientras que elExfoliante Facial, gracias a sus propiedades astringentes y antisépticas, elimina células muertas, excesos de grasa e impurezas, recuerda utilizar solo dos veces a la semana para no dañar tu piel.

UnTónico Facial refrescará tu piel y al mismo tiempo iluminará tu rostro.No olvides la importancia de mantener tu piel hidratada, el uso de unaEmulsión Recuperadora, ayudará a tu piel sensible a reconstruirse y calmar las irritaciones cutáneas, junto al picor y ardor.

Si sufres de piel grasa laCrema de Resveratrolhidratará y rejuvenecerá tu piel, mejorando su elasticidad. Lo puedes acompañar de unSerum con efecto antioxidante y de hidratación profunda que nutrirá tu piel, convirtiéndose en tu mejor aliado. Si tu piel es mixta, lo ideal es usarCrema de Barnada, que mantiene una piel limpia y es rica en propiedades antiinflamatorias y antibacterianas. 

Debes tener en consideración  quela piel sensible no es lo mismo que la piel seca, aunque posean características similares. Por eso, es importante tratar siempre la piel sensible como tal y no utilizar el tratamiento que se le da a la piel seca.


NAÁY


¡Inscríbete!