Yoga facial: el nuevo elixir de la juventud

Yoga facial: el nuevo elixir de la juventud

El yoga facial es una disciplina que a base de muecas, ejercicios y masajes ayuda a esculpir pómulos y mandíbula, actuando contra la flacidez y mejorando la calidad de la piel. Consiste en ejercitar los músculos faciales desde el cuello hasta la frente para obtener una tonificación conjunta. 

La pionera de este método, Ara Rosón, se inspiró en muchos de los principios del yoga clásico, específicamente en el entrenamiento isométrico, evitando que se generen arrugas en la ejecución de los ejercicios. Además, nos permite aumentar la fuerza y el tono muscular en muy poco tiempo, así como también reforzar los ligamentos faciales y los anclajes naturales del rostro, mejorando las arrugas de expresión.

Con el paso de los años y la falta de ejercicio, los músculos faciales pierden firmeza y elasticidad, de esta forma cuando gesticulamos la piel empieza a moverse más y a marcar arrugas. Algo parecido ocurre con los pómulos, ya que al “desprenderse”, agudizan los surcos nasolabiales, esos pliegues cercanos a la comisura de la boca que se vuelven tan evidentes a cierta edad. 

Dentro de los ejercicios más conocidos está el de contorno de ojos, el que consiste en poner el dedo índice sobre la ceja y debajo del ojo y luego levantar las cejas mientras los dedos oponen resistencia, para luego hacer una “V” con dos dedos y colocar uno a cada extremo de la ceja e intentar levantarla mientras estos hacen fuerza en sentido opuesto. Para finalizar, se deben colocar los dedos en forma de “V” horizontal en el extremo del ojo y llevarlos hacia la sien con movimiento ascendente.

Sin duda las ventajas que nos entrega el yoga facial son múltiples, es por eso que en NAÁY queremos recordarte lo beneficioso que será para tu rostro no sólo cuidar tu piel, sino que también tus músculos. Gracias a este método puedes:

  1. Prevenir el descolgamiento facial.
  2. Alisar arrugas.
  3. Activar el sistema linfático, mejorando el tono y el aspecto de la piel.
  4. Disminuir bolsas, ojeras, papada y el tan molesto doble mentón.
  5. Permite activar el riego sanguíneo.
  6. Restaurar las funciones metabólicas de la piel.
  7. Fabricar nuevo colágeno.

Para obtener mejores resultados y aumentar los beneficios del yoga facial, te recomendamos usar nuestro Elixir Facial de Ácido Hialurónico, que te ayudará a reducir y prevenir las manchas de la edad y problemas de pigmentación. No podemos dejar de lado la hidratación de tu piel, es por esto que tu mejor aliado será nuestra Crema de Bardana, perfecta para pieles mixtas o grasas. Si sufres de piel seca, nuestra Crema Facial de Resveratrol te acompañará todos los días. Y, por último, no olvides tomar 2 litros de agua al día para mantener tu piel y cuerpo sanos.

 

NAÁY


¡Inscríbete!