¿Qué es la Queratosis Pilar?

¿Qué es la Queratosis Pilar?

La queratosis pilar es una afección cutánea benigna y muy frecuente, que se caracteriza por la presencia de “granitos” pequeños, de textura áspera e irregular, que se asemejan a “la piel de gallina o granos de arena”.  Probablemente la hayas tenido o conozcas a alguien que sí.

La queratosis pilar se caracteriza por la presencia de tapones de queratina en los orificios foliculares. Esto produce que dichos folículos se distiendan, asociando en ocasiones una pequeña inflamación de la piel circundante, que se traduce en eritema (rojez) perifolicular, que varía en diferentes grados de gravedad, según el grado de inflamación.

En general, la queratosis pilar suele aparecer por primera vez en la infancia, alcanzando su peak de prevalencia en la pubertad. Se estima que podría afectar a alrededor del 50-80% de los adolescentes.

Por el contrario, en la edad adulta suele producirse una mejoría y no es habitual en personas mayores de 30 años. Se desconoce la causa exactade por qué se produce, pero muchas veces encontramos entre los antecedentes un historial familiar con la misma afección.

Tratamiento

La queratosis pilar a menudo se considera una variante de la piel normal. No puede curarse ni prevenirse. Pero puedes tratarla con cremas humectantes o hidratantes,y cremas recetadas para ayudar a mejorar el aspecto de la piel.

El tratamiento debe ir dirigido a prevenir la excesiva sequedad cutánea, conseguir el reblandecimiento y la eliminación de los tapones de queratina y proporcionar una mejoría de los síntomas tales como el enrojecimiento o el aspecto áspero de la piel. Para estos dos últimos síntomas, nuestra Emulsión Recuperadora te aliviará y ayudará con la regeneración. Para la hidratación, te recomendamos nuestra Crema Corporal Néctar Sensation. En caso de tener protuberancias más grandes, te recomendamos nuestro Gel de Aloe Vera Puro, que actúa como regenerador dérmico integral, ejerciendo sobre la piel una acción bactericida, humectante y reparadora, activando funciones antisépticas y cicatrizantes.

Por último, una vez a la semana o cada 15 días te recomendamos exfoliar la zona con nuestro Exfoliante no graso, astringente y antiséptico, que eliminará células muertas, excesos de grasa e impurezas, sin ser abrasivo para la piel.

 

NAÁY


¡Inscríbete!