Seguimos despachando a todo Chile, con todos los permisos y cuidados necesarios.

0

Tu carrito está vacío

¿Se te cae mucho el cabello? ¡Puede ser Alopecia!

¿Se te cae mucho el cabello? ¡Puede ser Alopecia!

Se trata de una afección mucho más común de lo que creemos, de la que hay varios tipos, pero todos curables con tratamiento. En simple: se le llama Alopecia a la pérdida anormal de cabello, esto es, cuando una persona pierde más de 100 cabellos diarios. Pero, ¿cómo nos damos cuenta?

 

Puedes identificarla si es que presentas alguno de estos síntomas:

  • Cuando te levantas, encuentras muchos cabellos en la almohada.
  • Al cepillar y lavar el pelo, este se cae en gran cantidad
  • Molestias en el cuero cabelludo, como picores y rojeces.
  • Exceso de caspa o grasa
  • Acné o vello facial durante el ciclo menstrual
  • Debilidad del cabello en la parte superior de la cabeza (clave en mujeres)
  • Caída del pelo de la frente o sienes (clave en hombres)
  • Perder cabello a temprana edad, entre los 20-30 años.

En cuanto a las causas, estas son muy variadas pues inciden diversos factores, tales como:

  • Hereditarios
  • Estrés físico o emocional (Revisa nuestra entrada “La piel como espejo de nuestras emociones”, aquí)
  • Alimentación desequilibrada y baja en nutrientes y minerales
  • Uso excesivo de shampoo y acondicionador
  • Algunos medicamentos como anticoagulantes, anticonceptivos o antidepresivos
  • Embarazo y parto (¡muy común!)
  • Peinado violento o fuerte
  • Radioterapia

Para casos que no son graves, luego del episodio el pelo volverá a salir. En los casos más graves, es necesario otro tipo de tratamiento que considera tópicos para la piel o luz ultravioleta. Sin embargo, profesionales de la salud han entregado una serie de recomendaciones para cuidar y mejorar el aspecto del cabello, los que te dejamos a continuación:

  1. En cuanto a prevención: es fundamental no lavarse el pelo todos los días y usar el shampoo que más se ajuste a tu tipo de pelo, si este es graso, presentas caída o está muy dañado.
  2. La alimentación es clave tanto para prevenir como para recuperar. Si a nuestro cuerpo le está faltando algún nutriente, este se le quita al cabello a modo de compensación.
  3. Aplica la mascarilla capilar en las puntas y zona media del cuero cabelludo, nunca en la raíz.
  4. Después del lavado, secar el pelo con una toalla primero, después al aire libre o con un secador a temperatura media.
  5. Proteger el pelo y cuero cabelludo de los rayos UV, con protector solar o sombreros.

 

NAÁY


¡Inscríbete!