¿Cómo afecta el invierno a tu piel y las enfermedades cutáneas?

¿Cómo afecta el invierno a tu piel y las enfermedades cutáneas?

Vivimos en un planeta donde los cíclos son fundamentales, donde las estaciones se suceden unas a otras y nosotros nos vamos adaptando a cada una de ellas. Nuestra alimentación cambia, preferimos ciertos alimentos y preparaciones, cambiamos nuestra forma de vestir e incluso algunas actividades, pero ¿qué pasa con nuestra piel? 

Ya les contamos los efectos que el verano tienen en nuestra piel y cómo podemos hacerles frente, pero hoy en día nos enfrentamos a las bajas temperaturas que caracterizan al invierno, las cuales vienen acompañadas de sequedad y contaminación del aire, vientos y constante exposición a calefacción, los que también afectan la salud de nuestra piel. 

Aunque debemos cuidarnos de sus efectos, una moderada exposición al sol puede ser beneficiosa para enfermedades cutáneas como el acné, la dermatitis o psoriasis, las que con el frío pueden empeorar nuevamente, pero ¿por qué? Principalmente porque al bajar la temperatura la piel reduce su producción de sebo y transpiración, lo que la reseca y, en el caso de pieles muy sensibles o dañadas, altera su estructura y función de barrera protectora, volviéndolas más susceptibles a agudizar síntomas como irritación o picor, entre otros. 

¿Qué podemos hacer para proteger, reestructurar y aumentar la función de barrera protectora de la piel? 

Independiente del tipo de piel, la hidratación es fundamental durante esta época del año, sobre todo de aquellas zonas más expuestas como el rostro, manos y labios, y especialmente si se trata de pieles sensibles, con dermatitis atópica, rosacea u otra condición cutánea.

Somos expertos en pieles sensibles, por eso hemos creado un Menú de Invierno especial para cada tipo de piel y zona afectada.


Rostro

1) Pieles grasas y mixtas: recomendamos aplicar a diario nuestraCREMA FACIAL DE BARDANA, la cual se caracteriza por sus propiedades desinflamatorias, anti bacterianas y reguladoras de la producción de sebo en la piel. Contiene Aloe Vera y Ortiga blanca, que regularán el brillo y grasa, al mismo momento que la deja profundamente hidratada. Además, favorece la cicatrización de heridas producidas por el acné o eccemas. 

2) Pieles ultra secas, atópicas con brotes de dermatitis y con rosácea: nuestra recomendación es utilizar dos veces al día nuestra amadaEMULSIÓN RECUPERADORA que gracias a sus altos contenidos de karitéha sanado hasta laspieles más sensible

3) Para pieles secas, pero sin brotes de dermatitis, recomendamos aplicar a diario nuestrasérum ycrema facial de resveratrol. El resveratrol es una molécula que se extrae de la pepita de uva, que dentro del reino vegetal es la que posee mayor poder antioxidante. Está enriquecida con aloe vera, aceite de sésamo, rosa mosqueta, almendras, entre otros, lo cuales hidratan tu piel profundamente, regenerándola y dándole un efecto anti age. 

4) Labios: Los labios secos y partidos son un clásico del invierno, pero es tiempo de repararlos con nuestroBÁLSAMO DE PRIMEROS AUXILIOS. Sus excelentes resultados se deben a la combinación de ingredientes activos como Árnica, Hypericum, Caléndula y Propóleo, que regeneran, desinfectan y desinflaman la piel, además de ser  antivirales y analgésicos. 

Cuerpo

1) Manos: Dada su constante exposición, las manos son una de las partes del cuerpo que más se resienten con las bajas temperaturas, resecándose e incluso agrietándose, lo que provoca dolorosas heridas. Para repararlas recomendamos aplicar a diario, y cuantas veces sea necesario nuestraCREMA ULTRAHIDRATANTE PARA MANOS. Su nutritiva mezcla de Aloe vera puro, Jojoba, Rosa mosqueta, Cera de abejas y Vitamina E regenera e hidrata las manos, fortaleciendo la barrera protectora que impide la deshidratación de la piel. De rápida absorción y sin sensación grasa, nuestra crema es el aliado perfecto contra el frío. 

En el caso de haber heridas, también recomendamos utilizar elBÁLSAMO DE PRIMEROS AUXILIOS, puntualmente en las partes más afectadas.

2) Cuerpo:Como les hemos contado, la hidratación de nuestra piel empieza en la ducha, y es que en ese ambiente cálido y húmedo la piel aumenta su capacidad de absorción ¡y debemos aprovecharlo! Por eso recomendamos empezar aplicando nuestroGEL DE DUCHA, que limpia y protege la piel de forma activa, tiene un efecto regenerador, equilibrante y anti-irritante que te permitirá empezar el día sintiendo tu piel más suave, fresca y humectada. Contiene una exquisita combinación de aloe, avena, caléndula y mimosa que hidratarán tu piel desde el primer momento. Otro consejo que permite evitar la sequedad de la piel es darte duchas con agua tibia, no tan caliente.

Como crema corporal tenemos dos recomendaciones, una pensada para pieles muy sensibles y secas y otra para pieles de todo tipo. La primera, nuestra queridaEMULSIÓN RECUPERADORA DE CARA Y CUERPO, la cual la recomendamos en casos con mucha resequedad, brotes de dermatitis, comezón y en general para pieles atópicas. Está emulsión de cara y cuerpo reconstituye hasta las pieles más sensibles y dañadas, calmando irritaciones cuténeas y mejorando significativamente el estado de la piel. 

Por otra parte, nuestra crema hidronutritivaNECTAR SENSATION es perfecta para hidratar profundamente la piel, pues contiene exactamente 25% de Aloe Vera puro, que favorece la regeneración celular, Aceite de Almendras Dulces, Aceite de Rosa Mosqueta, Oliva, Palta y Vitamina E, perfectos para recuperar, hidratar, nutrir, proteger y suavizar todo tipo de piel.

Y no olvides que, aunque sea menos evidente y el sol se sienta más suave, en días fríos y soleados el efecto de los rayos UV sigue siendo el mismo ¡y su daño es acumulativo! Por eso te recomendamos proteger tu piel  día a día aplicando una capa de nuestroProtector Solar Adulto y Pantalla Solar Kids, que cuentan con todo el poder de principios activos naturales como el Aloe Vera, Extracto de Zanahoria, Vitamina E y Aceites Esenciales, los que protegen, regeneran e hidratan la piel. 

¡Disfruta de un invierno con una piel llena de vida y salud con Naáy! 


¡Inscríbete!